riego suculentas - kalanchoe en flor

Consejos para el cuidado de suculentas en interiores

El cuidado de suculentas en interiores actualmente es muy popular, al igual que otras tendencias actuales como por ejemplo el renacido balayage, no debe tomarse tan a la ligera. 

Aunque estas son plantas que tienden a ser más fáciles de mantener, por requerir menos cuidado que otras, si hay algunas cosas que debes tomar en cuenta si decides adquirir una para decorar un espacio dentro de tu hogar u oficina.

También si ya posees una suculenta decorativa y estás notando que se caen sus hojas, hay un cambio en su color o no están creciendo adecuadamente, acompáñanos, que te enseñaremos una serie de consejos para cultivar la suculenta más hermosa y feliz.

Tal vez te decidiste a tener una planta suculenta pues las has visto decorando interiores en diferentes imágenes en la televisión o en tus redes sociales favoritas. Seguramente te has preguntado también por qué las mías no se ven así. Déjanos contarte alguno consejos que aplicamos en nuestras suculentas y con las que hemos logrado cultivos hermosos y dignos de fotografías.

Adquiere la suculenta correcta

Todas las suculentas tienen necesidades similares, pero muchas de ellas difieren en una variedad de aspectos. Las necesidades básicas que todas comparten son: Sol, agua y un suelo adecuado. Pero esto no es todo, pues cada especie tiene necesidades específicas en cuanto a cantidad y calidad de estos elementos.

Las suculentas de hojas gruesas, tienden a necesitar menos agua que la de hojas más finas. También la cantidad de luz solar afecta de manera diferente a unas como a otras. 

Por ejemplo la variedad de Haworthia fasciata, Sansevieria trifasciata, la Gasteria o la crassula ovata, son  muy recomendadas para espacios interiores. Pues toleran bastante bien los ambientes con poca luz solar. Siempre debes elegir la planta que sea más adecuada para el ambiente en el que la desees colocar.

Intenta colocarlas lo más cerca posible de una fuente de luz solar

Siempre intenta colocar tu planta suculenta donde puedan obtener la mayor cantidad de luz solar posible. Al ser más escasa la cantidad de luz solar a la que estarán expuestas durante el día, ellas necesitarán obtener la mayor cantidad de luz posible. 

Siempre es una buena idea colocarlas cercanas a la ventana más amplia de tu hogar u oficina, para que la luz solar que se filtra por ella durante el día, la irradie lo mejor posible.

cuidado de suculentas en interiores

Presta mucha atención sobre  que zona obtiene la mayor cantidad de luz solar durante el día, en ese espacio interior donde la deseas colocar y situala lo más cerca posible de ella. Intenta que obtengan cerca de 10 horas de luz solar al día.

A medida de que tu suculenta tenga menos acceso a la luz solar, notarás como sus hojas se harán más estrechas, perdiendo esa belleza que tanto te cautivó cuando la compraste. Si por el contrario ya se están comenzando a estrechar sus hojas, solo muevela hacia esa zona donde obtenga mayor cantidad de luz, verás como al cabo de unos cuantos días, tu suculenta irá recuperando eso que la hacía tan especial.

Si tu espacio interior no posee estas condiciones adecuadas, también podrías adquirir un kit de luz solar artificial para el crecimiento 

Utiliza la tierra adecuada

Una tierra capaz de drenar de manera eficiente la humedad es una de las claves principales de una suculenta saludable. Si tu espacio interior recibe poca luz solar, necesitarás una preparación de tierra que sea capaz de drenar el agua de manera rápida.

Si deseas aprender a preparar la tierra con la relación adecuada de componentes que permitan un drenado eficiente de la humedad en condiciones de poca luz, no dejes de leer nuestro otro artículo donde te mostramos como preparar el sustrato perfecto para tus suculentas.

También puedes comprar tierra premezclada en linea consultando nuestra selección de productos.

La tierra común tiende a mantener altos niveles de humedad, y si has leído ya nuestro otro artículo de Suculentas, como cuidarlas. Consejos para cultivarlas de manera exitosa  ya sabes que la humedad excesiva acabará matando tu planta.

Riégalas adecuadamente

Las suculentas requieren agua para crecer. Uno de los mejores consejos que te podemos dar para el cuidado de suculentas en interiores, es que les des riego abundante pero menos frecuente. 

Debes intentar humedecer de manera abundante toda la superficie de la tierra donde está plantada la suculenta, intentando que la humedad se reparta de manera equitativa tanto en las zonas superiores como en las más internas y en contacto con la raíz. Esto logrará suculentas con una raíz fuerte y sana que  podrán soportar períodos mayores de sequía.

Recuerda que no debes utilizar rociadores en tus suculentas. Evita humedecer las hojas de la planta la momento del riego. Si esto sucede, procede a secar las hojas. La humedad acumulada en las hojas las tiende a dañar muy rápidamente.

Además al utilizar rociadores, solo las partes superiores de la tierra recibirán humedad, provocando esto que no llegue hasta la raíz, volviéndolas débiles e intolerantes a períodos largos sin agua.

 

Utilizar una maceta con agujero inferior

Hemos de repetir esto muchas veces. siempre intenta cultivar tus suculentas en macetas con agujeros inferiores. Las macetas con drenajes adecuados para el agua ayudan mucho al cuidado de suculentas en interiores. Este escape es necesario para controlar los niveles de humedad en el tierra. Si sigues el consejo anterior, el escape ayudará a que la humedad alcance la totalidad del volumen de tierra en la maceta sin acumulaciones de agua en el fondo.

Estas acumulaciones de agua matarían a tu planta en pocos días.

Esperamos que estos sencillos consejos te ayuden a tener más confianza al momento que decidas cultivar y cuidar suculentas en interiores. si tienes algún consejo adicional que uses con tus plantas no olvides compartirla con nosotros y otros lectores en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *