suculentas y cactos

Cómo deshacerse de los insectos en las suculentas

Las chinches o cochinillas son insectos muy comunes en las suculentas. En nuestro artículo te enseñaremos varios métodos seguros para deshacerte de ellas.

Si estás cultivando suculentas, ya sea en interiores o exteriores, seguro que te has topado con plagas que contaminan algunas de tus plantas. La chinches o cochinillas, son algunos de los insectos, que les encanta hacer sus casas en las suculentas. 

Las cochinillas con las más molestas, pues suelen propagarse de una planta a otra de una manera muy veloz. Durante mucho tiempo, muchos de los que cultivamos estas plantas, nos rompimos la cabeza buscando métodos seguros para combatir insectos en las suculentas. 

Déjanos compartirte algunos de los que hemos desarrollado con el tiempo.

Combatiendo a la cochinilla

Las cochinillas son pequeños insectos que les encanta reproducirse, comerse y hacer caer las hojas de las suculentas (sobre todo en los retoños) como si se trataran de pequeñas ingletadoras. No sabemos a ciencia cierta qué las atrae, pero lo que si sabemos es que pueden llegar a ser muy dañinos para la planta. En algunas ocasiones, hemos observado que tienden a aparecer en plantas con exceso de riego, también en aquellas que se les aplica mucho fertilizante. 

El lugar favorito para estos animalitos, suele ser en la zona entre el tallo y la hoja. Zona que suele ser difícil para detectarlos y combatirlo. Una de las características de ellas, que pueden ayudarte a  detectarlas, es que dejan una sustancia blanca en forma de telaraña en la zona donde habitan.

Sino se tratan a apropiadamente y a tiempo estas rápidamente se extenderán por toda la planta, además de que también contaminarán las que estén a su alrededor.

Como deshacerte de la cochinilla

Podrías utilizar algún pesticida comercial, pero esto no te lo recomendamos. Pues es una técnica que puede ser nociva para ti y para la planta. 

Lo mejor es preparar una solución al 70% de alcohol isopropílico, colocarlo en un rociador y rociar la zona afectada.

Recuerda que lo mejor es aislar la planta a tratar, si aun no ha contaminado las plantas que están adyacentes a ella.

Asegúrate de revisar esos lugares ocultos entre la hoja y el tallo. Encuentra todos los lugares donde se oculte el insecto y rocíalo con la solución.

Tratando suculenta con cochinilla

Si la cochinilla no está muy extendida, solo una buena rociada en el área afectada servirá para acabarlas. Sin embargo si notas que la plaga al pasar de un par de días no se ha ido del todo, vuelve a tratar las áreas afectadas una segunda vez. Y repite el proceso hasta que la planta esté totalmente sana.

¿Afectaría el alcohol de la solución a la suculenta?

El alcohol, al contrario que los pesticidas, son totalmente seguros para las suculentas y para ti. 

Incluso es muy efectivo, en plantas que han estado muy enfermas, se les ha tratado durante varios días con esta técnica y han logrado recuperarse al 100%. Lo mejor también del alcohol, es lo volátil  que resulta ser por naturaleza. Por lo que se evaporará de la hoja de manera rápida, evitando también daño por humedad.

¿Hay otra forma de combatir a la cochinilla?

Algunas veces también funciona rociar a la cochinilla con una solución con un poco de detergente para lavar platos. Las mariquitas mantienen también alejadas a las cochinillas.

Otras plagas

Además de la cochinilla, los mosquitos o moscas de la fruta también representan un problema para las suculentas. Si este es tu caso. Puedes rociarlas con una solución de agua con un poco de vinagre, esto mantendrá alejados a estos insectos.

También es buena idea mantener alejadas a tus suculentas de zonas donde tengas alimentos como frutas o verduras, que atraigan insectos.

No olvides comentar si esta solución te ha servido. También si tienes alguna técnica adicional que puedas compartir con otros amantes de las suculentas. Nos encantaría leer lo que tienes que decir.

Tal vez también te interese leer sobre ¿Tu suculenta está muriendo?. Te explicamos como salvarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *